Programas / Programa 10

Programa 10 16/10/2017

El 10º programa tuvo desafíos muy difíciles, tensión, emoción y una eliminación sorpresiva y muy sentida por los participantes.

Los aspirantes comenzaron el 10º programa de MasterChef Uruguay con muchas expectativas y ganas de cocinar, luego de vivir desde el balcón el repechaje del programa anterior, que terminó con el regreso de Gabriel a la competencia.

La primera prueba consistió en preparar macarrones -macarons-, un plato estrella de la tradición pastelera francesa -la más famosa del mundo-, pese a que su origen, en realidad, es italiano. Consisten en unas deliciosas galletas hechas de clara de huevo, almendra molida, azúcar glas y azúcar, unidas con crema o ganache. Se trata de un postre poco común y difícil de elaborar, ya que no es fácil conseguir el punto exacto, por lo que a los participantes se les facilitó la receta. En 100 minutos, bajo mucha presión y nervios, tuvieron que preparar 12 unidades con dos sabores distintos, mitad y mitad. 

Sergio, Lucía y Laurent probaron todos los macarrones evaluando, además del sabor, tres aspectos clave: que estuvieran crocantes por fuera, esponjosos por dentro y la delicadeza de la presentación. Un participante se ganó todos los elogios del jurado y apenas dos más se ganaron el derecho a subir al balcón; el resto de los aspirantes, más Magdalena, que por razones personales no pudo participar en este desafío, pasaron a la prueba de eliminación.

Ya vestidos con sus delantales negros, los participantes ocuparon sus mesadas, donde los esperaban unas minicajas misteriosas que, esta vez, contenían el ingrediente que no podrían utilizar: nada más y nada menos que sal. Para sustituirla y dotar a sus platos de alma y vida, tendrían que cocinar con condimentos y especias de La Manchega. El jurado presentó los 14 tipos -azafrán, pimentón, nuez moscada, canela molida, tomillo, curry, clavo de olor, ajo y perejil, ají, orégano, pimienta negra, pimienta blanca, anís y comino molido-, de los cuales solo podrían elegir uno cada uno y no podrían compartirlo.

Los 60 minutos con los que contaron para preparar un plato con el protagonismo de su condimento o especia y tratar de impresionar al jurado, parecieron volar. Todos los participantes hicieron platos distintos; mientras cocinaban, se los veía muy concentrados y en algunos casos muy nerviosos. El tiempo finalizó y uno a uno presentaron sus platos. Antes de dar el fallo final, que por cierto fue dividido, el jurado felicitó a los aspirantes, entendiendo que hubo mucho trabajo y que notaron un crecimiento en todas las preparaciones.

Finalmente, cuando anunciaron el nombre del participante que debió abandonar la competencia, la caras de sorpresa y tristeza de sus compañeros no pudieron disimularse, ya que se trata de uno de los aspirantes más simpáticos y queridos, un verdadero líder positivo.

¿Qué te pareció el programa? Compartí tu opinión con la comunidad Masterchef Uruguay.
(El contenido está habilitado solo para Uruguay).


0 Comentario/s

Todos los programas

Reviví el 10º programa

Reviví el 9º programa

Reviví el 8º programa

Reviví el 7º programa

Reviví el 6º programa

Reviví el 5º programa

Reviví el 4º programa

Reviví el 3er. programa

Reviví el 2º programa

Reviví el 1er. programa

Nuevos participantes y más emoción

Contenidos Relacionados